Por la cercanía de las elecciones, ajustaron más el impuesto de ingresos brutos que otros que pegan directo en la gente, como el inmobiliario y patentes

Por  | LA NACION

Para la Argentina, la soja es lo que se sabe de sobra: el motor que garantiza divisas abundantes e ingresos fiscales cuantiosos, arrastra demanda, inversiones y, al fin, actividad productiva. Sin semejante pilar, la economía nacional sería bastante distinta de lo que es .