Déficit fiscal y consecuencias de financiarlo solamente con pesos

 

El déficit fiscal creciente del Tesoro Nacional requiere financiamiento y se apela a toda fuente disponible para lograrlo. ¿Cómo es la interrelación?

Los cambios dispuestos por la R.G. 3770. Un alivio efímero para los empleados alcanzados por el impuesto a las ganancias

 

Los trabajadores alcanzados por el impuesto a las ganancias, es decir aquellos que hasta agosto de 2013 percibían remuneraciones brutas mensuales superiores a $15.000, esperaban con ansias una posible modificación de las deducciones computables y de las alícuotas aplicables, con la esperanza de que se produjera una reducción en la presión tributaria que vienen sufriendo.

La visibilidad fiscal de las provincias argentinas

En promedio, se difunde poco más de la mitad de información fiscal necesaria para el control del gobierno.

En 2015, por impuesto a las ganancias de trabajadores asalariados, el fisco recaudaría unos $11.000 millones más que si no hubiese vuelto a subir la presión tributaria.

Como se recordará a mediados del mes de Mayo pasado, y luego de los extendidos reclamos al respecto, el Gobierno Nacional a través del dictado de la Resolución General 3770 de la AFIP modificó los parámetros de cálculo del impuesto a las ganancias para determinar el monto que se le debe retener a los trabajadores en relación de dependencia durante el año fiscal 2015.

No sólo los trabajadores en relación de dependencia sufren el aumento de presión tributaria en el impuesto a las ganancias

Como ya se ha expuesto en estudios anteriores, los trabajadores en relación de dependencia que están alcanzados por el impuesto a las ganancias (es decir aquellos que hasta agosto de 2013 percibían una remuneración bruta de hasta $ 15.000 mensuales) sufrían en el año en curso un nuevo incremento en su presión tributaria en relación al impuesto a las ganancias.