En marzo las  transferencias totales automáticas a provincias y CABA habrían caído un 28% real interanual, con lo que en el primer trimestre la caída interanual habría sido de 19%. La caída de marzo estaría explicada principalmente por un descenso real interanual de la recaudación de ganancias del orden del 41% y de IVA del 18%.

La eliminación de exenciones impositivas y de regímenes de promoción también debería formar parte de la discusión de cómo llegar al déficit fiscal cero en Argentina.

En abril, el impuesto a los combustibles subirá un 35%. Si la suba se traslada plenamente al precio de la nafta, podría aumentar 4,3% en CABA y un 3,7% en Córdoba.

Por cada $1.000 de quita de subsidios nacionales, la factura de luz sube $1.480 en el interior del país y $1.320 en CABA.

El peso de los tributos argentinos en alimentos y bebidas.