En 2024 se ejecutó uno de los 3 menores gastos de inversión pública para el mes de enero de los últimos 31 años.

Las transferencias no automáticas enviadas por nación a provincias durante el mes de enero de 2024, fueron las más bajas de los últimos 31 años.

En enero se concretó el mayor recorte real interanual de gasto público de los últimos 30 años. Con ingresos iguales que en 2023, toda la mejora del resultado fiscal fue explicada por la reducción del gasto: los sectores que aportaron.

Con una inflación del 20,6% en enero las provincias más CABA tuvieron una pérdida del 13,2% interanual real en las transferencias totales de nación a provincias. En términos monetarios representa $348.000 millones.

Debido al aumento del gasto provincial, el superávit primario de provincias y de CABA descendió 38% en términos reales durante los primeros 9 meses de 2023. Sin CABA, la caída del superávit primario asciende al 56%. La caída del superávit en 2023 como base para una nueva caída o pase al déficit en 2024.