Fuerte caída de la recaudación nacional al cierre de 2018. ¿Cómo nos deja parados frente a 2019?

La recaudación efectiva al cierre de 2018 medida como porcentaje del PIB (revisado) fue casi un punto del producto menor a lo esperado en el último presupuesto: la presión fiscal de los impuestos nacionales resultó del 24,3% del PIB y no del 25,2%.

A pesar del Consenso Fiscal, la presión tributaria efectiva de Ingresos Brutos se mantuvo en 2018

A partir de los datos obtenidos por 22 Provincias que hacen públicos sus recursos, se realiza un análisis de la evolución de la recaudación tributaria de Ingresos Brutos hasta el mes de octubre de 2018.

Las prestaciones sociales y la obra pública aportaron el 54% de la baja del peso del gasto público primario en 2018

El Ministerio de Hacienda informó la ejecución presupuestaria de diciembre y, por lo tanto, el cierre fiscal 2018 para el Sector Público Nacional no Financiero: déficit primario de un 2,4% del PIB, mostrando un sobrecumplimiento efectivo de la meta.

Bajo un comportamiento idéntico de los salarios, solamente 3 provincias habrían tenido déficit en 2018

Muchas provincias tuvieron una política de atraso salarial significativa que les permitió mejorar sus cuentas fiscales a través de una caída real del gasto en personal.

El atraso salarial de la planta de personal de las provincias fue un factor clave para la mejora de sus cuentas en 2018. Situación agregada y particular de cada jurisdicción

El gasto que las provincias realizan en pago de sueldos y retribuciones es el más relevante, ya que promedia un 50%.